13.4.11

Fresas ácidas

Que el rosa está de última tendencia no es nada nuevo, de hecho dicen que es el nuevo negro. Pero es sorprendente como todavía hay mucha gente que no se atreve a jugar con este color en sus espacios. Y es que al rosa se le tiene mucho miedo. Así que hoy a los escépticos os propongo  una sesión de terapia de choque para ir abriendo mentes. Os aseguro que al final de este post dejaréis de encasillar el este "Pantone del año" como un color que solo tiene cabida en la casa de Barbie y Ken. Propongo varias opciones, desde las más arriesgadas a las más discretas.

Si quieres añadirle color a tus paredes y crear grandes contrastes:





En versión palo contrastado con grises da muy buenos resultados...



Mi opción favorita: Mobiliario rosa. Una chaiselonge en capitoné fresa o un aparador barroco descontextualizado funcionan siempre.


 Este espacio facilmente podría haber si la versión modernizada del Versailles de Maria Antonieta de Sofia Coppola si viviese en un apartamento....










Si lo tuyo es un estilo más bucólico los empolvados con tendencias malvas son perfectos:


 Otra opción fantástica es darle un toque de color a los fondos de los armarios y estanterías


Y si ninguna de las anteriores opciones te ha convencido siempre puedes utilizar flores, cojines y elementos puntuales para integrar este color del que ninguna casa debería prescindir.