6.9.11

Papeles pintados. Los nuevos cabeceros.


El cabecero, ese elemento mítico que parece que es insustituíble puede que empiece a dejar de serlo. No me refiero a que se deje de usar ni mucho menos, de hecho en Démeri nos declaramos aunténticos fans de este elemento decoratívo. Sino que poco a poco en el diseño se van explorando nuevas formas de decorar. 

En este caso se quiere potenciar las funciones decoratívas de los papeles pintados, unos grandes aliados en el mundo del interiorismo. Ya que un solo rollo de papel puede hacer variar la luz, la estética, las dimensiones del espacio y hasta incluso nuestro estado de ánimo.



La idea de colocarlos a modo de cabecero nos parece una genial forma muchas veces de ahorrar espacio y dinero a la vez que le das un toque de originalidad al dormitorio. ¿Qué os parece?